7 consejos para los jóvenes empresarios

El mundo necesita nuevos empresarios. Los empresarios crean empleo, elevan el nivel de vida, introducen nuevas tecnologías en la sociedad y mantienen viva la competencia en el mercado. Iniciar un negocio es una cuestión difícil, por lo que es vital que la próxima generación tenga las posibilidades para llevarlo a cabo. Todos confiamos en los jóvenes para que lleven a cabo la innovación. 

Siendo un empresario novato como soy, te daré los consejos que me empujaron a crear mi propia empresa y a poder realizarlo de manera satisfactoria:

1. Pasión. Tú fallarás. Eso es parte del juego. Los fracasos son más propensos a conducir al éxito si te involucras en algo en lo que crees. Iniciar un negocio sólo por iniciarlo te dejará sin dirección, quemado y, en última instancia, de vuelta en el punto de salida. Elige un ámbito que te apasione y sumérgete en él.

2. Define tu mercado. Ya has escuchado esto antes. Es uno de los errores más comunes que los empresarios cometen. Hay que se conscientes del alcance que podemos tener. Si aún estas estudiando, seguramente optar por un mercado local, o incluso por los compañeros de universidad puede ser una buena manera de comenzar. Internet nos da alcance casi infinito, pero es vital estrechar el mercado hasta lo que es realista, y apuntar a ellos de manera efectiva.

3. Precio. La toma de riesgos es importante en cualquier empresa nueva, siempre que sea razonable. Considere proporcionar su producto o servicio en el nivel más básico posible (también llamado producto viable mínimo). Una pequeña inversión por adelantado puede enganchar a nuevos clientes o inversores antes de arriesgar más dinero. Su objetivo define el precio ideal. Examina tu mercado y ajusta el precio en consecuencia. Siempre puedes reevaluar los precios a medida que crece.

4. Debes ser honesto. Este consejo se aplica a ti, a tus empleados y a tus clientes. Hay que ser honesto respecto al alcance de nuestro negocio. No hace ningún bien exagerar cuando en realidad no tenemos el dinero ni las horas para comprometerse con un proyecto. Se honesto acerca de lo que tus socios y clientes pueden esperar, y lo que tu esperas a cambio.

5. Utilizar, pero sin abusar, las redes sociales. Los jóvenes están siempre dispuestos a apostar por los medios online, y eso no es una mala idea. Pero es importante pensar cuidadosamente antes de lanzarnos a la red. Las redes sociales son obviamente una herramienta de gran alcance. Centrándolo en tu negocio puedes conseguir un alcance importante en un corto período de tiempo. Dicho esto, ten cuidado de no poner todos tus huevos en la misma cesta. Experimenta y mide los resultados, luego evalúa constantemente y decidaequé está funcionando, y en qué estás desperdiciando recursos.

6. No olvides las RRPP. Las relaciones de prensa tradicionales y online pueden producir una cobertura que tiene una vida útil más larga y de menor precio que la publicidad. Piensa en lo que hace que tu producto sea nuevo, interesante y relevante. Luego, habla con los medios de comunicación al respecto. Puedes obtener grandes críticas, menciones en los blogs, o incluso aparecer en los segmentos de noticias. Muchos medios de comunicación tienen secciones dedicadas a las personas que haciendo cosas sobresalientes. Incluso un artículo en el periódico local puede ser una valiosa fuente de publicidad.

7. Busca mentores. El comienzo de cualquier empresa puede ser estimulante, frustrante, liberador y aterrador a la vez. Recuerda, aunque las generaciones más jóvenes puedan ser más expertas en tecnología que aquellos que han estado en el negocio durante años, todavía hay principios básicos que requieren de la experiencia. Muchas comunidades ofrecen oportunidades de creación de redes para empresarios jóvenes y mayores. Aprovecha esto, y estoy seguro de que te sorprenderás por la riqueza de conocimientos de tus colegas tienen que ofrecer.

Estos consejos no aseguran el éxito, pero todo conocimiento ayuda para comenzar de manera exitosa la carrera empresarial.

Published by